En este momento estás viendo Sunat alista su “central de riesgo” para calificar a contribuyentes

Sunat alista su “central de riesgo” para calificar a contribuyentes

Tras una entrevista en el 2022, la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT) no volvió a conversar con los medios. Casi dos años después, ahora bajo la gestión de Gerardo López, el Diario Gestión pudo conocer los planes de la administración tributaria y su mirada para el corto y largo plazo. Uno de los primeros pasos de López fue la aprobación de un nuevo plan estratégico institucional para el período 2024-2027, con las principales líneas de gestión.

El plan define cuatro políticas institucionales. Una de ellas está vinculada a la gestión de riesgos en cumplimiento; esto implica identificar, diseñar el tratamiento y gestionar. Otra política se enfoca en acompañar (como administración tributaria y pensando en el servicio aduanero) a grandes proyectos orientados a mejorar la productividad y el desarrollo del país.

Además, se busca impulsar la transformación digital, la innovación y la agilidad en las operaciones de Sunat, con el objetivo de reducir los costos de cumplimiento y facilitar el acceso a la tributación. Finalmente, se enfoca en fortalecer la gestión interna de la institución mediante la capacitación de sus profesionales en habilidades técnicas y blandas.

¿Cuáles son las medidas de impacto para el corto plazo?

«Los hemos dividido en cinco segmentos: ampliación de base tributaria, divulgación de conducta de los contribuyentes, fiscalización y control, recaudación y sistema de pago, y task force (equipos élites para atacar riesgos o problemas de muy corto plazo)». Declaró López.

La ampliación de la base tributaria está relacionada con esta facultad que tiene Sunat de seguir los flujos de patrimonio, de dinero, de identificar y registrar a ciudadanos que deberían estar inscritos en el Registro Único de Contribuyentes (RUC) e inscribirlos.

La administración tributaria tiene importante información que le ha permitido identificar los flujos de patrimonio y de dinero. Con ello, en la primera semana de junio, se piensa publicar una resolución que va a definir bajo qué criterios la Sunat considera que un ciudadano que no es contribuyente debe incorporarse al registro.

Tiene que ver con personas que poseen varios inmuebles a su nombre y no tienen RUC; personas con flujos de dinero en cuentas de ahorro, por saldos importantes y flujos activos; personas que venden y compran acciones; personas con flota vehiculares, entre otros. Además, López añadió: «Se va a inducir a las personas que están en estos supuestos que lo hagan voluntariamente, pero si no lo hacen, lo haremos de oficio».

Una central de riesgo

El Superintendente también compartió que en los siguientes meses, entre julio y agosto, se publicará -para una consulta interna de los propios contribuyentes- un perfil de cumplimiento. Será una suerte de “central de riesgos”, donde la administración tributaria le pondrá una calificación entre A y D. Sobre eso, lo que sigue, es tomar decisiones respecto a procedimientos ante Sunat y eventualmente hacerlo público. «Queremos que se autogestione, que corrija lo que Sunat ha identificado. Un segundo objetivo es que la conducta sea la que se espera respecto al cumplimiento tributario», añadió.

Además, bajo una pregunta de la entrevista aclaró que si un contribuyente tiene un mal comportamiento será fiscalizado. Pero sí debe decir que hay una fase 2 para este perfil: una vez publicado (agosto 2024), la empresa podrá ver su propia calificación; un año después (agosto 2025) el perfil será público. De hecho, hay muchas empresas pendientes de esto porque quieren conocer, por ejemplo, el performance de sus proveedores.

Publicación de deudas

Asimismo, informó que, «En las siguientes semanas, 03 de junio realmente, vamos a publicar la relación de los grandes deudores, identificando los nombres de la empresa, los montos y los representantes legales. Son deudas exigibles«.

Se trata de las 1,500 empresas que son principales contribuyentes con deudas más elevadas y se quiere que con el padrón las empresas de identifiquen y regularicen esta situación. El monto de la deuda es de más o menos S/ 4,000 millones.

Fuente: Diario Gestión

Deja una respuesta